¿Mi dolor de pecho es causado por el proceso de Xiphoid?

¿Mi dolor de pecho es causado por el proceso de Xiphoid?

Visión general

El proceso xifoides es la región más pequeña del esternón o esternón. Se compone de cartílago al nacer pero se convierte en hueso en la edad adulta. Está ubicado donde las costillas inferiores se adhieren al esternón. La punta del proceso xifoides se asemeja a una espada.

Aunque el proceso xifoides es pequeño, sirve como punto de unión para los órganos y músculos grandes que forman el piso del diafragma.

¿Cuáles son los síntomas del dolor del proceso xifoideo?

El dolor causado por el proceso de xiphoid se llama xiphoidalgia. El dolor del proceso xifoideo ocurre por diversas razones. El dolor, que puede ser leve, moderado o severo, generalmente se siente en la parte inferior del esternón. El esternón es el hueso que forma el frente medio de la caja torácica.

El dolor se describe como presión o tensión, y es posible que tenga otros síntomas como dolor abdominal superior, dolor de pecho y dolor de espalda. Algunas personas también notan un bulto o hinchazón en esta área.

Causas del dolor en el proceso xifoides.

El dolor del proceso xifoides tiene varias explicaciones posibles. El dolor puede ocurrir después de un accidente que causa trauma torácico. Esto daña la estructura del proceso xifoides, causando que se doble o se rompa. El daño también puede ocurrir por la reanimación cardiopulmonar (RCP) incorrecta o la reanimación con demasiada fuerza. Un proceso de xifoides roto aumenta la inflamación, lo que conduce a dolor y sensibilidad en el pecho.

También puede experimentar dolor en el proceso xifoides con reflujo ácido. Esto es cuando el ácido del estómago regresa al esófago. El reflujo ácido puede irritar el revestimiento del esófago, y dado que el esófago se encuentra detrás del esternón, el dolor del proceso xifoideo puede desarrollarse junto con los síntomas de reflujo.

Otros factores que contribuyen al dolor del proceso xifoideo incluyen:

  • enfermedad del corazón
  • comer en exceso
  • levantando pesas

Diagnóstico del dolor del proceso xifoideo.

El dolor del proceso xifoideo causado por un trauma menor puede resolverse por sí solo. Consulte a un médico si el dolor no mejora después de un par de semanas o si empeora. Es posible que un médico pueda diagnosticar problemas con su proceso de xifoides según sus síntomas y la presencia de un bulto cerca de su esternón. Es posible que su médico le pregunte acerca de los traumas recientes y otros síntomas que tenga, como dolor en el pecho y tos.

Un bulto cerca de su proceso xifoides puede confundirse con un tumor o una hernia. Para un diagnóstico preciso, su médico puede programar una prueba de imágenes de la parte inferior de su esternón. Una radiografía puede revelar daños al proceso xifoides. Si los resultados de los rayos X no son concluyentes, su médico puede recomendar pruebas adicionales. Las herramientas de diagnóstico adicionales incluyen una resonancia magnética y tomografía computarizada. Estas pruebas pueden tomar imágenes del interior de su cuerpo y ayudar a identificar masas, inflamaciones y otras anomalías.

Tratamiento para el dolor del proceso xifoideo.

El tratamiento para el dolor por el proceso de xifoides depende de la causa subyacente y la gravedad de sus síntomas. Si los síntomas aparecen después de un trauma reciente, su médico puede prescribir un antiinflamatorio de receta para aliviar el dolor o recomendar alternar entre la terapia con frío y caliente durante todo el día. Su médico también puede sugerir limitar ciertas actividades hasta que la lesión sane.

La modificación de los hábitos alimenticios puede tratar el dolor del proceso xifoideo asociado con la enfermedad de reflujo ácido. Coma comidas más pequeñas de cinco a seis veces al día y evite ciertos alimentos desencadenantes (por ejemplo, alcohol, chocolate, menta y tomates). El reflujo ácido también es controlable con medicamentos de venta libre y recetados que reducen el ácido estomacal y promueven la curación del esófago.

Extirpación quirúrgica del proceso xifoides.

Aunque el proceso de xifoides tiene un papel específico en la anatomía, un proceso de xifoides roto puede causar problemas graves, como la punción de los órganos internos. Su médico puede recomendar la extirpación quirúrgica para las roturas o fracturas. Este es un procedimiento de último recurso cuando fallan otras terapias. Para realizar esta cirugía, un cirujano hace una incisión a lo largo de la base del proceso xifoides. Usando disección electroquirúrgica, el cirujano corta y libera el proceso de xifoides expuesto desde el esternón, y luego utiliza la electrocoagulación (corrientes eléctricas) para detener el sangrado.

Es posible que tenga moretones después de la cirugía y sensibilidad hasta que la herida se cure. Los tiempos de recuperación varían de persona a persona, pero es posible que pueda reanudar la actividad normal en unas pocas semanas. En un estudio, un surfista de 53 años pudo reanudar el surf 26 días después de la eliminación del proceso xifoides.

La comida para llevar

Si desarrolla dolor, un bulto o una inflamación en el proceso de xifoides que no se resuelve en unas pocas semanas, debe hablar con su médico. Pueden ayudarlo a descubrir la causa subyacente y luego discutir sus opciones de tratamiento.